En España, la última noche del año, el 31 de diciembre, se llama Nochevieja. Los españoles se despiden del año viejo y dan la bienvenida al nuevo con una tradición especial.

A las doce de medianoche, el reloj de la Casa de Correos en la Plaza del Sol, Madrid, suena doce veces, hecho que se trasmite a través de radio y televisión. Entonces, la gente, habitualmente reunida con familia y amigos, toma doce uvas, una con cada campanada. Así, se cree que se tendrá doce meses de buena suerte y prosperidad.

Después de las campanadas y las uvas, los españoles se desean feliz año, tomando cava y viendo los fuegos artificiales, empezando así la celebración que dura hasta las primeras horas de la madrugada.