El 28 de diciembre es un día festivo en España, es el Día de los Santos Inocentes. Esta fiesta tiene sus raíces en una historia de la Biblia; el Rey Herodes, al enterarse del nacimiento del niño Jesús, con el fin de deshacerse de él, ordenó la matanza de todos los niños menores de dos años en Belén. Entonces, el día conmemora las vidas inocentes que se perdieron aquella noche.

Sin embargo, hoy día la costumbre para celebrar el día es hacer alguna broma a los amigos o familiares para reírse. La broma más popular consiste en colocar una figura de papel en la espalda de la gente. Además, los periódicos y los programas televisivos participan publicando noticias absurdas o increíbles. El equivalente al resto del mundo occidental es el 1 de abril.